Desde 2006, los Juegos Nacionales Evita también incluyen actividades culturales y artísticas. El objetivo de esta iniciativa es desarrollar la capacidad crítica, fortalecer los lazos comunitarios, la autoestima personal, y promover la inclusión social. Estas actividades están destinadas a niños y niñas de 12 a 17 años y a adultos mayores de más 60 años de edad.

Bajo el lema “Nuestra cultura, los cuatro puntos cardinales”, más de 700 finalistas de todo el país, luego de pasar la selección en sus provincias, crean un espacio para expresarse y compartir sus habilidades. Participan en talleres vinculados a las siguientes actividades culturales: teatro, cuento, pintura, danza, conjunto musical y canto solista. Los mismos son llevados adelante por destacados profesores y coordinados por el Ministerio de Cultura de la Nación.

Asimismo, cuentan con un espacio donde exhibir sus diversas producciones: la Sala Piazzolla del Teatro Auditórium de Mar del Plata. Allí también tiene lugar la exposición final, que constituye una gran expresión federal de los talentos artísticos que hay en cada rincón de nuestro país. Todos aprenden, interactúan, se divierten y crean vínculos de amistad.

Las pinturas y cuadros realizados por los participantes quedan en exposición hasta los certámenes del año siguiente. Así los visitantes de la ciudad de Mar del Plata pueden disfrutar de las distintas obras realizadas en el marco de los juegos.

De este modo, a través del área de la cultura, se busca promover la potencialidad del arte como herramienta para la reflexión individual y colectiva y aportar a la construcción de nuestra identidad.