La seguridad en el ámbito de las finales nacionales de los Juegos Evita es, sin duda alguna, un tema que merece toda la atención. En virtud de la tranquilidad y seguridad de todos los participantes y de sus familias, se elaboran cuidadosos protocolos donde se exige que tanto los hoteles para el alojamiento como así también las empresas de transporte, cuenten con el seguro obligatorio.

Asimismo, cada provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deben contratar una cobertura de seguro que incluya a toda la delegación y desde la propia organización de los Juegos Nacionales Evita se cuenta, además, con una póliza de seguro para aquellas situaciones que puedan producirse en el ámbito de la práctica deportiva.

Por otra parte, se cuenta con un imponente operativo médico integrado por médicos, enfermeros, especialistas y una importante infraestructura que incluye ambulancias, unidades de terapia intensiva móvil, red de comunicaciones para emergencias y el contacto permanente con los hospitales y sanatorios más próximos para brindar ayuda en cualquier situación, desde las más simples hasta las de alta complejidad.